Reglamento para la obtención del “Apto para cría”

1.- Espíritu de la prueba

Con el fin de cumplir los objetivos de la asociación establecidos en los Estatutos del CAFIBE, la Junta Directiva del Club dicta el siguiente “Reglamento para la obtención del Apto para la cría”, que entrará en vigor a partir de su publicación, y es de obligado cumplimiento para todos los socios. Por lo tanto, todos los Fila Brasileiro -machos y hembras- que hayan de ser utilizados para la cría deberán haber obtenido el certificado de aptitud para criar sobre el pedigrí, previamente a ser utilizados como reproductores

Mediante esta prueba se pretende seleccionar los ejemplares que deberán contribuir a la  mejora del plantel de la raza Fila Brasileiro en España.

Para ello, y como criterio de selección, se aplica la redacción vigente del estándar del Clube de Aprimoramento do Fila Brasileiro – CAFIB.

2.- Documentación a presentar para aspirar a  un APTO PARA LA CRÍA

  • Fotocopia del pedigrí del ejemplar. Los ejemplares importados deberán presentar fotocopia del export pedigree.
  • Carné de socio de CAFIBE correspondiente a la anualidad en curso. El propietario que figure en el pedigrí del ejemplar deberá coincidir con la identidad del asociado.

3.- Desarrollo de la prueba

La prueba para la obtención del APTO PARA LA CRÍA se desarrollará en un campo neutral para todos los participantes, coincidiendo con la celebración de un evento monográfico organizado por el CAFIBE.

Los aspirantes, que deberán tener 12 ó más meses de edad, se obligarán a inscribirse también en el evento que acoge la celebración de la prueba.

Entre los 12 y los 24 meses de edad la prueba es optativa, pudiendo el ejemplar en cuestión participar en exposiciones aunque aun no poseyera el APTO PARA LA CRÍA.

Los ejemplares que no consigan el Apto para la Cría a la primera, por defectos presumiblemente debidos a un desarrollo tardío, podrán presentarse 2 veces más (hasta un total de 3 veces) con un plazo mínimo de 6 meses entre prueba y prueba. Si el juez considerara que un ejemplar no puede presentarse más antes de agotar las 3 convocatorias, deberá especificarlo y justificar dicha resolución en el impreso de la realización de la prueba.

Los miembros del equipo organizador de la prueba podrán presentar ejemplares de su propiedad a la misma.

No podrán participar ejemplares propiedad del Juez y/o figurante.

El orden de participación en la prueba será, primero los machos por orden alfabético, y en segundo lugar las  hembras, según el mismo criterio de clasificación.

El propietario del ejemplar participante se responsabiliza de los posibles daños ocasionados por su perro en el transcurso de la prueba.

4.- Contenido de la prueba

La prueba estará compuesta por los apartados que se citan a continuación, desarrollados en el orden que se mencionan.

  • Comprobación de identidad. Se procederá a la lectura del microchip. Cualquier contradicción entre lo observado y lo que conste en la documentación supondrá la descalificación del ejemplar.
  • Medición. Se efectuará contrastando al ejemplar en cuestión con una matriz de fondo, de 1,2 mts. de largo por 95 cms de alto, dividida en fracciones de 5 cms. Los participantes serán fotografiados una vez posados, teniendo como fondo dicha matriz.
  • Análisis morfológico. El juez confeccionará un rapport exhaustivo del ejemplar, confeccionando además un mapa de marcaciones blancas.
  • Análisis de sistema nervioso. Conductor y perro atado caminarán en línea recta unos metros (mínimo 5) en dirección contraria a la posición del Juez. En ese momento se efectuará un ruido súbito (disparo, bocina, cacerola, etc.). Seguidamente perro y guía se darán la vuelta, repitiendo el Juez el ruido. Esta prueba se efectuará de manera independiente por cada ejemplar, permaneciendo en el ring sólo éste y su guía.
  • Análisis de temperamento. Conductor y perro con correa permanecerán en posición estática. A continuación esperarán la carga del figurante que, dando un golpe y con gestos amenazantes provocará al perro, acercándose a su posición. El perro deberá hacer frente a la agresión, acabando por morder el manguito que porta el figurante, siendo transportado por éste durante la mordida de forma lateral unos metros. Durante el transporte, el figurante soltará el manguito debiendo el perro escupirlo inmediatamente y buscar de nuevo al agresor. Durante todo el desarrollo de la prueba el ejemplar deberá demostrar su determinación y autoconfianza, sin depender del apoyo del guía. Para ello, el perro en ningún momento recibirá orden o estímulo alguno de su guía, debiendo efectuar toda la prueba sin buscar cobijo en éste. Una vez que haya concluido la amenaza, con la huida del figurante, el perro deberá observar un comportamiento absolutamente relajado. Esta prueba, al igual que la anterior, se efectuará de manera independiente por cada ejemplar, permaneciendo en el ring sólo éste y su guía. Como medida de seguridad para el figurante se establecerá una longitud máxima de la correa, que será de dos metros, así como un límite de avance del conductor que, de superarlo, supondrá la descalificación inmediata del ejemplar. Asimismo, los ejemplares que concurran a esta prueba deberán ser expuestos con pectoral, en evitación de lesiones en la zona cervical.

5.- Calificación

La calificación será siempre de APTO ó NO APTO para la cría, según los siguientes criterios:

  • A la finalización del análisis morfológico el juez emitirá una calificación, que podrá ser
    • Insuficiente
    • Regular
    • Bueno
    • Muy Bueno
    • Óptimo
  • A la finalización de los análisis de sistema nervioso y temperamento el juez emitirá una calificación conjunta para estos dos apartados, que podrá ser
    • Insuficiente
    • Regular
    • Bueno
    • Muy Bueno
    • Óptimo
  • A la finalización de los análisis anteriormente mencionados el juez emitirá una calificación global, que podrá ser
    • Insuficiente
    • Regular
    • Bueno
    • Muy Bueno
    • Óptimo
  • Los ejemplares que estén por debajo de los 50 Kg. (machos) ó 40 Kg. (hembras) de peso serán calificados como NO APTO.
  • Los ejemplares que estén por debajo de la altura mínima especificada en el estándar del Clube de Aprimoramento do Fila Brasileiro serán calificados como NO APTO. Asimismo se considerarán los ejemplares que superen en 3 cms. los límites de altura máxima establecidos en dicho documento.
  • Los ejemplares que no alcancen la calificación global de BUENO serán calificados como NO APTO.
  • Los ejemplares que demuestren miedo en cualquiera de los apartados de la prueba serán calificados como NO APTO.
  • Los ejemplares que muestren apatía, miedo, falta de autoconfianza o agresividad hacia su guía durante la prueba de temperamento serán calificados como NO APTO.
  • Los ejemplares que no sean encuadrados en ninguno de los apartados anteriores serán considerados como APTO. No obstante, la declaración de un perro apto para la cría tendrá validez definitiva cuando el ejemplar supere la prueba con 12 ó más meses de edad, y la Comisión de Cría del CAFIBE haya recibido el dictamen radiológico de cadera, expedido por las entidades y/o profesionales reconocidos por el Club.

6.- Derogación

La calificación de APTO para la cría será automáticamente retirada a un ejemplar cuando sus descendientes habidos con tres o más ejemplares del sexo contrario (que hayan sido considerados como APTO) sean calificados como NO APTO.

7.- Crianza

Todos los ejemplares que hayan obtenido la calificación definitiva de APTO podrán incorporarse al programa de cría de CAFIBE, de acuerdo a las siguientes normas.

7.1.- Dictamen radiológico de cadera

El control de displasia de cadera deberá efectuarse con un mínimo de 16 meses de edad.

El resultado del dictamen radiológico de cadera deberá expresarse según el método de Mueller y Saar, que especifica una clasificación por grados, que son los siguientes:

A. Sin indicios de Displasia: Cabeza femoral y acetábulo congruentes.
Ángulo de Norberg, en posición normal 105° o más.
Borde craneal del acetábulo afilado o ligeramente redondeado. Intersticio articular es estrecho y uniforme congruencia correcta. Reborde craneolateral del acetábulo abarca la cabeza femoral.
B. Forma de transición sospecha de displasia: Incongruencia articular.
Ángulo de Norberg 105° o menos de 105° ligero.
Falta de precisión en el reborde, craneal, caudal o dorsal del acetábulo.
C. Ligera displasia: Cabeza de fémur y acetábulo incongruentes.
Ángulo de Norberg y superior a 100°.
Reborde craneolateral ligeramente aplanada.
Ligerísimas lesiones osteoartrosicas, reborde craneal caudal dorsal del acetábulo.
D. Mediana displasia: Clara incongruencia cabeza de fémur acetábulo, coluxación de la cabeza femoral.
Ángulo de Norberg superior a 90°.
Aplanamiento del reborde craneal del acetábulo.
Lesiones osteoartrosicas.
E. Grave displasia: Luxación acentuada cabeza femoral.
Ángulo de Norberg inferior a 90°.
Claro aplanamiento del reborde craneal acetabular.
Deformación de la cabeza femoral (seta aplanada, tapón cava).
Señales osteoartrósicas.

El resultado del dictamen radiológico de cadera deberá ser A, B o C.

7.2.- Cruces recomendados por CAFIBE

Al objeto de mejorar el plantel actual, CAFIBE recomienda encarecidamente a todos sus asociados no criar cuando ambos progenitores hayan obtenido la calificación de REGULAR en cualquiera de los apartados.

Cruces recomendados son aquellos en los que ambos progenitores han obtenido, como mínimo, la calificación global de BUENO.

7.3.- Restricciones

Los propietarios de ejemplares calificados como APTO deberán observar las restricciones que el Juez les pudiera imponer a la hora de efectuar futuros cruces, que siempre estarán encaminadas a paliar las posibles faltas estructurales, de sistema nervioso o de temperamento que se hayan observado en el ejemplar en cuestión. Estas restricciones se harán constar en el rapport.

En el caso de que el propietario no observe las restricciones impuestas, recibirá desde un apercibimiento escrito hasta la retirada del Apto, en función de la desviación respecto a lo impuesto.